Poema a la Infanta



Dices que estás entre rejas,
en la cárcel del olvido,
mas son sólo absurdas quejas
de parlanchinas orejas,
pues serás y siempre has sido
infinita, libre y santa,
¡luminosa edad infanta
en la que soy bendecido!

Jesús María Bustelo Acevedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...