La Leyenda del Tiempo



Nadie puede abrir semillas
en el corazón del sueño,
sólo se siembra y cosecha
despierto...
¡siempre desnudo y despierto!
El sueño es cosa del ángel
caído llamado Tiempo,
y la semilla en vosotros
es el Reino de los Cielos.

Jesús María Bustelo Acevedo

Crecimiento Personal



¿Crecí? ¡Miento, personal!
¡No modifiqué mi altura,
puesto que el metro asegura
que mi estatura está igual!,
¡que ni es un mal ni se cura!

Jesús María Bustelo Acevedo

Paraísos y Paraísas



Aquí tenemos todo el Paraíso,
para Isa, para Álvaro, pa ti,
depitimapi, para el frenesí,
pa que no frene el que frenarse quiso
por temor a gozarlo íntegro aquí.

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Yo soy el relator!



Aquí viene el relator,
que te viene a relatar
las verdades del amor,
las mentiras del amar
y las cruces que este par
hacen por
el hambre que tiene el hombre
y la mujer de un mejor
valor que no tiene el nombre
y no tiene el nombrador
que siempre muere y que mata...
¡Aquí viene el relator
que, simplemente, relata!

Jesús María Bustelo Acevedo

Cruzadas y Culotes



Muchachos en bicicleta,
chicas de piernas cruzadas
que esperan que se les meta
sus sueños y sus deseos
más profundos, más hermosos,
en forma de pedaleos
amorosos,
y ellos compiten, machotes
forzudos y poderosos.
en sus ceñidos culotes.

Jesús María Bustelo Acevedo

¡Soy un individuo!



Soy un individuo,
no estoy dividido ni en Dios ni en el mundo,
ni existe resaca, barrera o residuo
que me vuelva ajeno, partido o inmundo;
ni hay bien que compense ni mal hay temible,
soy indivisible...
¡soy un individuo!

Jesús María Bustelo Acevedo

Poeta compro-metido



Poema intelectual,
de postureo y de póker,
distinto pero distante,
mediático, mas mediocre,
de esas élites sin élitros
que vuelan sólo en aviones
y que tras siniestros puños
ocultan su credo cómplice.

Jesús María Bustelo Acevedo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...